2 min de lectura

Desde la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos(RGPD) son muchos los cambios a acometer por parte de las empresas para cumplir con el mismo. Uno de ellos es la seguridad con la que se guarda la información.

El RGPD requiere pruebas evidentes de que se toman las medidas técnicas y estructurales para preservar la seguridad de la información. Esto, que a primera vista puede parecer muy costoso o complicado no tiene por qué serlo. Una política de cifrado de la información  en los equipos y un uso restringido de los puertos USB en ordenadores de sobremesa y portátiles no sólo aportará protección frente a filtraciones de datos, sino que también servirá para cumplir con la Ley.

En el artículo 32, apartado 1.A de RGPD, se hace referencia a “la seudonimización y el cifrado de datos personales” como medidas técnicas apropiadas para evitar los riesgos. Además, cumpliremos con el RGPD en caso de un incidente.

¿Cómo realizo el cifrado mi información?

Una vez que tenemos claro la importancia del cifrado se nos plantea la siguiente pregunta: ¿es muy difícil de hacer? Y sobre todo, ¿es muy caro? Está claro que para una empresa pequeña o un autónomo los costes son vitales a la hora de implementar novedades, pero en ambos casos los costes serán mínimos.

Para ello utilizaremos una aplicación llamada Bitlocker, herramienta que viene instalada en las versiones PRO y Enterprise de Windows 10. Con ella podremos cifrar el contenido de nuestro disco duro y lo protegeremos con contraseña. De este modo si un ciberdelincuente accede a nuestros datos, los encontrara cifrados y sin posibilidad de usarlos.

La opción del cifrado es imprescindible a la hora de trasportar la información fuera de la oficina. Es muy habitual llevar en un pendrive datos muy importantes y sensibles para mandárselos a un cliente. Esta práctica es muy peligrosa porque si perdemos el dispositivo toda nuestra información quedará expuesta, y  el coste reputacional será tremendo. Pues bien, con un simple cifrado usando bitlocker, evitaremos todos esos problemas.

Aquí os dejo una pequeña guía publicada por xataka donde explican cómo usar bitlocker.

¿Y si no tengo Windows 10 pro?

No hay problema. Siempre hay una solución para el cifrado. Para ello podremos utilizar una aplicación gratuita llamada veracrypt. La gran ventaja es que se puede usar en cualquier versión de Windows, MAC o Linux. La desventaja es si pretendemos utilizarla en pendrives. Si queremos acceder a la información, el ordenador debe tener instalado veracrypt, aunque siempre se puede usar una versión portable. Podéis utilizar esta para ver cómo se instala y usa veracrypt.

Como siempre, estas son unas pequeñas nociones de cómo actuar a la hora de cumplir con el RGPD. Pero te recomendamos que ante cualquier duda, nos consultes para que podamos ofrecerte la mejor solución para tus necesidades y las de tu negocio. Datawall está a tu servicio.