D.P.O. (Data Protection Officer) – Delegado protección datos

Esta figura constituye uno de los elementos claves del RGPD y un garante del cumplimiento de la normativa de protección de datos en las organizaciones.

Es decir, al Delegado de Protección de Datos, que deberá contar con conocimientos especializados del Derecho, y obviamente en protección de datos, que actuará de forma independiente, se le atribuyen una serie de funciones reguladas en el artículo 39 del RGPD, entre las que destacan informar y asesorar, así como supervisar el cumplimiento del citado RGPD por parte del responsable o encargado.

El DPO podrá ser interno o externo, persona física o persona jurídica especializada en esta materia.

El equipo de DATAWALL está formado por abogados y especialistas informáticos que pueden desempeñar estas funciones con solvencia y profesionalidad, ya que venimos desarrollando funciones similares en empresas desde hace mas de 10 años, asesorando a los responsables  de seguridad de nuestros clientes para un correcto cumplimiento de la normativa de seguridad.

Por ello, lo más sencillo es que nos remitas un correo electrónico a dpo@datawall.es, realizaremos un análisis de las necesidades de la organización y realizaremos una propuesta personalizada.